13 julio 2009

Cartas al Director: “Colectivos” Donde las dan las toman


“COLECTIVOS” Donde las dan las toman

Hay quien dice que la palabra colectivo no entusiasma, que cuando se nombra, uno no sabe si ponerse a temblar o echarse la siesta… Y es que hay quien piensa, escribe, opina y divaga sobre cuestiones tan difusas y dudosas, pudiendo hacerlo sobre asuntos mas rotundos y mejores intencionados...

También he leído entre líneas que tras el asociacionismo se esconden líderes de medio pelo, eruditos a la violeta, expertos en la teoría…

Ante divagantes incrédulos o desmotivados siempre recreo un dicho antiguo y absolutamente cierto… Todo depende del color del cristal con que se mire… y, además me atrevería a añadir que también depende de la rebuscada disquisición del que mira, de si su mirada crítica se desvía hacia un lado o se extravía hacia el otro.

Entretenerse durante el trabajo haciendo reproches malintencionados sobre lideres anónimos que desinteresadamente son capaces de sacrificar su tiempo libre reclamando mejoras, por ejemplo, para la ciudad, da la sensación de esconder intenciones, pensamientos o propósitos poco entendibles, y es que por más que pienso no concibo ni chanzas ni chirigotas dirigidas hacia quienes gratuitamente trabajan buscando progresos que en caso de llegar a buen puerto podrían disfrutar igualmente, antipáticos malévolos, simpáticos cooperativos, optimistas y pesimistas, crédulos, incrédulos, confiados, desconfiados, desengañados de la vida, envidiosos, tiquis miquis, interesados y desinteresados, amantes de los Chemise Lacoste o incondicionales del mono de currante… ¡que más da, si todos saldríamos beneficiados!

A la gente que reivindica gratuitamente, que se entrega con pasión a causas colectivas, sin más intereses (por poner otro ejemplo) que recuperar la dignidad perdida de algún espacio olvidado desde tiempos inmemoriales, en lugar de ser tachados de lideres de medio pelo, deberían ser paradigmas para la apatía generalizada de presuntuosos mal pensados que bajo subterfugios ambiguos lanzan dardos contra los héroes que solo tratan de poner a salvo a una dama degradada al más bajo colofón de la sociedad.

Cuando un grupo de almas deciden aunar fuerzas y tiempo, cuando deciden compartir rompederos de cabezas, arañar horas al reloj del ocio, pasar frío en invierno en tediosas reuniones, calor en verano tratando de arengar la apatía general que ha enterrado un histórico tesoro entre escombros, suele ser porque están desengañados de unos asociados a los que entre todos hemos colocado de avanzadilla para que hagan un trabajo digno que, tristemente no han sabido hacer, o que más tristemente aún, voluntariamente se han olvidado de cómo hacerlo.

Reivindicar ni es pretencioso ni causa ningún caos. Reprochar con puyitas lo que debiera ser ensalzado y respetado me parece soez y de una memez escandalosamente estúpida… ¡anda y que no hay mierdas repartidas a diestro y siniestro donde posar atentamente la mirada crítica para ir a dedicarle versos ocultos a unos currantes de los mejores deseos!... pero así nos va, y a las pruebas me remito...

Habrá quien piense que es una pena que los tiempos y tierras de sometidos a las voluntades de unos y otros hallan acabado.

Sucede que ahora, en estos tiempos que corren, cuando después de años y años y, aaaaños de desidia, (llamémosle administrativa, ¡solo por poner otro ejemplo más!) no convenzan, o directamente defrauden, la gente, los anónimos, los ciudadanos con derechos, (¡Oh, sorpresa, que resulta que somos todos!) los que se hartan de esperar y a los que se les acaba la paciencia, tienen una vía directa, legal, justa y emprendedora, que suele ser ASOCIARSE para hacerse oír y poner en evidencia lo mal que trabajan los listos oficiales., a los que SI sería buena idea dedicarles artículos con dardos envenenados para recordarles que deben sudar el sueldo que se llevan.

Fdo: María Penís


La Asociación Cívica no se hace responsable de las opiniones personales recogidas en este blog.

2 comentarios:

  1. hola, queria invitarte a que agregues tu blog a espainfo.es
    es un directorio de webs y nos gustaría que estuvieras.
    saludos

    Diego

    ResponderEliminar
  2. Toda una contestación en toda regla o renglón superlativo. Creo que este artículo responde, muy acertadamente, a otro publicado en cierto periódico por cierto señor, ¿me equivoco?

    Marcelo.

    ResponderEliminar

¡Gracias por vuestros comentarios!
(Los comentarios serán visibles una vez se haya verificado que no son inadecuados ni contienen spam)

ACCB

cookie consent